Eber Maldonado Vasquez
Santa Rita Yoro
Honduras C.A
Febrero 2 , 2009 / Escrito por: Harold Salinas

Eber Maldonado Vásquez, 31 años, oficio comerciante, fue asesinado en la madrugada de ayer en una cañera en la aldea Agua Blanca Sur, carretera hacia El Progreso, por dos enmascarados que lo apresaron en la entrada de su casa, según informó la Policía.

Los primeros informes preliminares en poder de la autoridad policial, mencionan, que la víctima fue secuestrado junto a su amigo Carlos Eduardo Bonilla Ortez, aproximadamente a las dos de la madrugada, el último mencionado; solo salió ileso.

La víctima manejaba una camioneta Ford, junto a él andaban aproximadamente tres amigos, los cuales, pasó dejando uno a uno por sus hogares, al momento del secuestro se encontraba con su amigo íntimo Carlos Bonilla Ortez, pero minutos antes había visitado a la amante de un supuesto narco mexicano, la mujer sólo ha sido identificada con el nombre d Delmis, oriunda del barrio Pueblo Nuevo.

Testigos oculares que presenciaron el momento del secuestro, mencionaron que cuatrio reconocidos santarritenses participaron en el secuestro, ellos fueron identificados con los nombres de Walter Andrés García “Yuca” oriundo del barrio Lara, Marlon Martínez “Siete colores” residente en el barrio Centro, Esmelyn Alvarenga de aproximadamente 17 años de edad y Denis Cabrera, todos ellos perteneciente a la mara salvatrucha.

La primera hipótesis hace mencionar que un peligroso narco que pertenece al Cartel de los Zetas contrató a los mareros y ordenó la ejecución de Eber Maldonado, supuestamente por tener un amorío con Delmis, sin embargo, no tenía conocimiento que el finado era gay declarado, amigo fiel de la jovencita santarriteña.

Uno de los capturados que fue dejado en libertad por ser menor de edad, declaró que Andrés García “El Yuca” golpeó sin piedad al desafortunado hombre y fue él quien disparó dicha arma de fuego que cegó la vida de Eber Maldonado.

Para despistar a los investigadores, manejaron el carro a alta velocidad y frenaron bruscamente, pusieron una pesada piedra sobre el acelador y lo dejaron ir a orillas del río Pelo en la ciudad de El Progreso, Yoro. Pero no todo le salió a la perfección, las bolsas de aires se activaron y la camioneta quedó justamente a orillas del afluente, ahí comenzaron a disparar a diestra y siniestra.

Los malvivientes querían estar seguro que habían cumplido con la misión, por ende, fueron a observar la escena y se encontraron que el joven aún respiraba y no había recibido ninguna herida de bala, entonces, decidieron amarrar el cuerpo y regresar a Santa Rita, Yoro, no sabían donde ir a matarlo sin levantar sospecha, concluyendo el homicido en las cañeras de Agua Blanca, Sur, jurisdicción de El Progreso, Yoro, según el informe de la fiscal Betsabé Pavón.

Además, el comisario Alberto Alfaro Martínez, jefe policial de El Progreso, Yoro, desde un principió sospechó de una posible traición de Carlos Bonilla, el cual, sólo recibió un balazo en el cuello, pero se encontraba fuera de peligro en el Mario Catarino Rivas de San Pedro Sula, Cortés.

Miembros de la policía nacional ordenaron la captura de Arnold Villatoro, alias “El Verdugo”, residente del barrio Lara y perteneciente a la banda criminal “La sapera” e integrante de la mara salvatrucha, pero no han logrado detenerlo, lo mismo con Walter Andrés “Yuca”.

Las características del hecho hacen aparecer la figura del sicariato, afirmaron ciudadanos de la aldea que se presentaron al lugar donde ocurrió el asesinato. Parientes y amigos del occiso se negaron a hablar sobre el sangriento suceso.