Santa Rita, Yoro
Honduras, C.A
Junio 11, 2010

Cada día se desvanece el sueño de los habitantes de Santa Rita de poseer un
materno y un nuevo edificio del centro de salud Óscar Lara Erazo.

Nadie tiene información  si el Gobierno u organismos internacionales
aprobaron su construcción.

Maura Elena Chávez, directora de ese centro asistencial, declaró que al
principio se informó que la obra que cuesta más de tres millones
de lempiras sería financiado por la organización Médicos Mundi, Secretaría
de Salud y la Alcaldía, pero después de más de seis meses de esa gestión
no hay nada concreto.

El local donde funciona el centro de salud fue construido en la década de los
sesenta. Con el paso del tiempo, sus paredes y techo se han deteriorado y
ponen en riesgo al personal médico y los pacientes que llegan al lugar.

Preocupación

Por más de diez años los habitantes de ésta ciudad han gestionado ante las
autoridades locales y gubernamentales la edificación del materno y la nueva
estructura del cesamo, con lo cual se busca reducir en gran manera la
mortalidad infantil en la zona.

“Los centros asistenciales para las parturientas se encuentran en El Progreso
y San Pedro Sula. Esa distancia hace que las madres prefieran quedarse en sus
casas con el auxilio de una partera.

En algunos casos tienen éxito y en otros el bebé fallece y su progenitora se
salva de milagro”, expresó Chávez.

La médica indicó que ella y los miembros del  comité de salud, que preside
Reina Ortiz, continúan buscando información de las autoridades de Salud
para que expliquen qué ha pasado, pues según las estimaciones la
infraestructura ya debería estar en ejecución.

La funcionaria explicó que según el diseño, si se concretara el materno
tendría espacio para alojar aproximadamente 15 camas. Eso dependerá del
equipo instalado para atender los partos.

Chávez añadió que se estima que el sesenta por ciento de los partos de éste
municipio y otras comunidades cercanas son atendidos en el hospital
progreseño.

Reina Ortiz indicó que desde hace varios meses no tienen ninguna información
al respecto,“Sentimos que todo está dormido.

Esperamos que no sea así y el beneficio llegue para bien de decenas de
embarazadas y el resto de la población que llega al establecimiento”.

Agregó que esperan que el alcalde Wilmer Mejía regrese de Estados Unidos
para analizar la situación y saber qué ha pasado con los fondos que se mencionó, vienen para el proyecto.

El anuncio de que Santa Rita tendrá un materno ha dado gran satisfacción a
las autoridades del hospital de El Progreso, pues con el se reducirán
las atenciones semanales de parturientas que llegan de este sector.