Santa Rita, Yoro
Honduras , C.A
Abril 6, 2012

“Ya no soportamos los apagones de la Enee, nos provocan perdidas
económicas y trastornos en nuestras actividades diarias”, expresó Guillermo
Galeas, comerciante del sector norte de El Progreso.

Desde mediados de febrero los habitantes y dueños de negocios de más de 30
comunidades de la zona rural, en el norte y sur de la Perla del Ulúa, sufren por
los constantes cortes del servicio de energía por parte de la Enee (Empresa
Nacional de Energía Eléctrica).

Similar situación atraviesan en Santa Rita y El Negrito por las fallas que por lo
general se presentan entre las 6:00 y 7:00 pm y muchas veces se extienden
hasta seis horas, lo cual ha obligado a los pobladores a prepararse con
candelas y candiles para alumbrarse; estos vecinos ya reportan daños en los
aparatos electrodomésticos.
Malestar

Galeas expresó que en reiteradas ocasiones han pedido una explicación a los
encargados de la estatal en El Progreso y lo único que saben decir es que ya
están trabajando en el problema y la situación continua igual.

“Lamentamos que el personal de esa empresa no cuente con la logística necesaria para atender ese tipo de necesidades, en muchas ocasiones se disparan los circuitos y por no contar con un vehículo no llegan al sector”, apuntó.
Carlos Ramírez, presidente de la federación de patronatos de este municipio, dijo que en reiteradas ocasiones se ha reunido con Ricardo Bermúdez, jefe noroccidental de esa empresa y este le ha manifestado que las fallas se presentan por sobrecarga en el sistema.

Y más en el verano porque al igual que las empresas y casas de habitación utilizan la mayoría de aparatos, unos para acondicionar el clima y otros para preparar sus alimentos, refirió. Luis Paz, comerciante de Santa Rita, expresó que es difícil trabajar con ese tipo de problemas, “es necesario que se
solucione la situación”.

Carlos Galo, encargado de la oficina de atención de emergencias de la Enee
en El Progreso, dijo que en estos momentos están operando con una cuadrilla
para atender ese tipo de situaciones que según él se presenta en su mayoría en
las horas pico que es entrando la noche. “Los jefes nos han informado que
después de Semana Santa instalarán equipo especial para tratar de reducir
ese tipo de cortes que se dan en algunas ocasiones por el contacto de ramas
de árboles en los cables”.

Galo dijo que para atender a la población en estos días envió a esa sede un carro, hasta ayer solo habían recibido dos llamados, una para que se retirará un árbol de los cables y reparación de un cometida.