Santa Rita, Yoro
Honduras, C.A
Abril 26, 2012

El tráfico de equipo pesado por el puente provisional sobre el río Humuya
preocupa a las autoridades municipales y de Tránsito de Santa Rita, que
temen el colapso de esta estructura que ya presenta fallas en algunos tramos.

El paso fue construido a finales de 2009 a un costo aproximado a los 25
millones de lempiras, luego que el 28 de junio de ese mismo año se partiera
en dos el de concreto, cerrándose el tráfico vehicular varios meses.

Desde su apertura, el 14 de diciembre de 2009, Soptravi (Secretaría de
Obras Publicas y Transporte) instaló varios rótulos donde detallaba que
solo se permitiría el paso de equipo pesado con el máximo de 40 toneladas.
Eso no se cumple.

“Tememos quedar incomunicados por la vía terrestre con la zona central
del país, el puente ya presenta fallas y de no hacerse nada, en cualquier
momento este va a colapsar”, expresó Wilmer Mejía, alcalde de Santa Rita.

Según estadísticas en poder de la Policía de Tránsito de Yoro, por esa
estructura pasan al día entre seis y siete mil vehículos de todo tipo.

Preocupación

Rommel Martínez, jefe departamental de Tránsito en Yoro, dijo que debido
a lo delicado de la situación, “a finales del año pasado envié una nota a
Soptravi para que le ponga atención al problema, para nosotros es difícil
poder mantener un control del tráfico pesado, pues no tenemos personal
para desarrollar esa labor de manera permanente”.

El oficial explicó que eso lo llevó a recomendar en enero de este año a las
autoridades de esa entidad en Tegucigalpa la urgente necesidad de instalar
barras de altura con medidas que no afecten a los autobuses, pero sí
regularía el paso de rastras que por lo general llevan sobrecarga.

“La idea es que ese tipo de obstáculo en la altura de las unidades se coloque
en ambos extremos del puente, lamentablemente ninguna de esas
autoridades contestaron las notas y la situación sigue igual o peor.

Nosotros hacemos todo lo que está a nuestro alcance”, aseveró Martínez.

Wilmer Mejía agregó que al igual que él, los alcaldes de El Progreso y de
Morazán también urgen la construcción de la estructura del puente La
Democracia en el río Ulúa y La Regina en el Cuyamapa, y continúan
luchando a nivel de Gobierno para que se les atienda el llamado.

“No queremos que se repita lo que paso en 2009, donde por más de cinco
meses quedamos utilizando cayucos para pasar el Humuya, considero
que no se debe llegar hasta eso para que se comience con las obras”,
apuntó Mejía.

El paso por Santa Rita no solo lo utilizan los pobladores de ese sector sino
de todo Yoro y sector atlántico del país que se trasladan a la zona central.

Otro puente que es una virtual amenaza por el abuso de trafico vehicular
es el de La Amistad en El Progreso.