Santa Rita, Yoro
Honduras, C.A
Septiembre 23, 2012

Cinco individuos con vestimenta similar a la que usan los militares y con sus
rostros cubiertos con pasamontañas, acabaron este domingo con la vida de
dos hombres y después violaron a una joven, en la aldea Los Ángeles de esta
jurisdicción.

A la 1:00 de la mañana, Benjamín Maldonado (42) dormía junto a su familia,
cuando cinco sujetos fuertemente armados irrumpieron a punta de pistola su
vivienda. Una vez adentro, dispararon en reiteradas ocasiones contra
Maldonado y su primo Jorge Alberto Maldonado (35), segándoles la existencia
al instante.

No bastándoles con el doble crimen, tomaron por la fuerza a la hija del
propietario del inmueble, identificada como Julissa Maldonado (18) y la
ultrajaron sexualmente. Según el informe policial, uno de los individuos que
andaba uniformado, con aires de grandeza y satisfacción se quitó el
pasamontañas, por lo que pudo ser identificado por sus víctimas.

El clase I Olvin Gonzales dijo que a la 1:40 de la mañana recibieron una llamada
telefónica, informándoles sobre lo ocurrido y les dieron los nombres de los que
habrían participado en el crimen, por lo que de inmediato se apersonaron al
lugar para verificar los hechos, encontrando los dos hombres sin vida.

Apuntó, que supuestamente el crimen se deriva de una posible enemistad
entre dos familias por la venta de ganado; sin embargo, serán las autoridades
las que confirmen o desestimen ese extremo.

CAEN SOSPECHOSOS

Ocho horas después, la Policía Preventiva, con apoyo de la Dirección Nacional
de Investigación Criminal (DNIC), capturó a tres individuos por suponerlos
responsables de la muerte de los primos, en la aldea La Vertiente.

A las 9:00 de la mañana los agentes allanaron una vivienda, donde detuvieron
a José Luis Salazar Sidrán (37), su hermano Elías Salazar (29) y a un menor de
16 años, por los delitos de allanamiento de morada, homicidio y violación.

Por su parte, los ahora imputados en su defensa se declararon inocentes,
argumentando que tienen testigos que los vieron a esa hora en otro lugar, por
lo que esperan quedar en libertad.