Santa Rita, Yoro
Honduras, C.A
Octubre 4, 2012

Un aproximado de 300 familias del barrio Subirana de Santa Rita no sufren por
escasez de agua en sus hogares debido a que ya funciona un pozo con su respectiva bomba para succionar el líquido.

El proyecto financiado por la alcaldía por medio de Aguas de Santa Rita, tiene
un costo superior a los 300,000 lempiras.

El alcalde Wilmer Mejía dijo que con la obra se soluciona un problema de
escasez de ese recurso que enfrentaron los pobladores por más de 30 años.

El patronato de la comunidad apoyó con el terreno donde se perforó el pozo e
instaló el equipo de bombeo.

Mejía indicó que al igual que ese barrio, en varias aldeas de la zona rural
trabajan en la reparación y ampliación de las redes para que no falle el
servicio.

Miembros del patronato agradecieron el apoyo, al tiempo que pidieron se les
atiendan también otros problemas como el mal estado de varias calles del
sector que han resultado afectadas por las constantes lluvias.

“Gracias a Dios ya tenemos agua, esperamos que no falle, la falta de esta nos
obligaba a comprarla, hoy nos ahorraremos ese gasto y la tendremos las 24
horas del día”, dijo Lucila Paz, ama de casa y habitante del barrio Subirana, al
norte del municipio.