Santa Rita, Yoro
Honduras, C.A
Noviembre 25, 2012

Es conveniente saber que nuestros pensamientos, actitudes e interpretaciones
en muchas ocasiones forman parte de un diálogo o expresiones que bien
pueden ser positivos o tal vez negativos, pero nuestra única misión es ir más
allá de una simple nota informativa. No tenemos nada encontra con la
fundación JUN, al contrario, nosotros les aplaudimos por pensar en aquellos
niños (as) que necesitan pasar una navidad alegre, pero cada historia buena
tiene su parte mala, conste, no es nada personal con ningún integrante de
dicha “sociedad”.

Excelente Comienzo

Los jóvenes que refundaron la fundación de JUN a finales del año 2010 tenía
cómo único propósito recaudar fondos para comprar varios cientos o miles
de juguetes sin ánimos de lucro para llevar ilusiones y regalos a todos los niños
y niñas de las comunidades más pobre del municipio de Santa Rita, Yoro,
Honduras.

La iniciativa comenzó a realizar diferentes actividades que les dejaba una
pequeña pero a la vez cuantiosa cantidad monetaria, seguidamente, aceptaban
donaciones de juguetes o ropa usadas, de igual forma, el Alcade Municipal
les ayudaba con cierta cantidad de dinero para que ellos pudieran realizar
y cumplir los sueños de los más necesitados.

Los universitarios santarriteños (as) cómo Alicia Paola Valladares, Bercelly
Domínguez, Dafne Anaid, Kelin Díaz, Paola Houghton, Sarahí Juárez y hasta
Marina Mejía, tenían pensamientos y punto de vistas idóneos, por no decir,
los más inteligentes del grupo, todas sus ideas se basaban en realizar el bien
a las demás personas sin obtener nada a cambio, por eso mismo reitero, por
cumplir todos sus objetivos con claridad sin buscar fama, se merecen todos un fuerte aplauso, plash plash, plash, cumplieron sus metas en su organización.

Nuevos Integrantes de JUN

Al pasar de los años se fueron integrando nuevos elementos que de una forma
u otra han cambiado la estructura de la fundación Jóvenes Unidos por la Niñez,
por ende, las pocas ideas racionales de aquellos fundadores han desaparecido
por los pensamientos ilógicos de los nuevos integrantes, principalmente de
aquellos que son de la clase alta o parte del personal de la ” Jai no hay”.

Los nuevos jóvenes entran por varios factores a la fundacion JUN, por
ejemplo:
A) Ayudar al prójimo.
B) Diversión.
C) Limpiar la mala imagen de sus personas ante la sociedad.
D) Negocios ( Bajo, Bajo por las bandas ).
E) Otros, simplemente por ser reconocidos, en pocas palabras; buscan fama.

¿Qué es lo que hay detrás de JUN?

A mi punto de vista les puedo decir que la organización de Jóvenes Unidos
por la Niñez ha cambiado su esquema de ayuda y se han alojado bajo, bajo
en algunos pequeños negocios que les dejan una cierta ganancia  monetaria
que las aprovechan al máximo algunos de ellos, “ojo”, no he dicho nombres.

El señor George Sand mencionó alguna vez en su famoso dicho ” El que tiene
buen corazón no es estúpido” a esta frase sólo le vamos agregar lo siguiente,
” Estúpidos son aquellos que se aprovechan de una fundación, pero los que
realmente son más estúpidos son los que acepta la corrupción”.

El día de ayer sábado 24 de noviembre del 2012 sostuve una conversación
con un integrante de JUN , mi primera pregunta fue ¿ La ropa que venden
ustedes son donadas?, me contestó amablemente; sí; es parte de las
donaciones que dan algunas personas.

Pensativo me quedé, las últimas neuronas que sobreviven en mi pequeño
mundo cerebral me mandaban mensajes subliminales, tales cómo, ” Harold,
Harold,  todos los miembros que integran JUN están aprovechándose de las
personas, analiza Harold, analiza bien la situación, shhhhh, tranquilos! relax,
take it easy, no generalicen; no todos ellos necesitan dinero, hay personas
de alto nivel económico.

Pero si analicé bien  la situación y me preguntaba en silencio, acaso JUN no
es
una fundación para ayudar a los niños pobres, ¿Porqué están
vendiendo las
ropas donadas?, ¿Será que se quedan con alguna
ganancia
?, no se me hace nada raro que lo hagan, lo repito, la estructura de
Jóvenes Unidos por la Niñez cambió radicalmente de lo positivo a lo negativo,
sin embargo, por algún aprovechado no pueden pagar los honrados.

Pero seguí realizando preguntas, ¿ Porqué ustedes están vendiendo la ropa donada?, con una respuesta simple sin sentido me contestó,
Necesitamos dinero para comprar juguetes para poder regalarle a
los niños pobres
“, nuevamente debemos parar para analizar, me quiso dar
entender que prefieren regalar juguetes que ropa, por favor, que semejantes ignorantes manejan dicha fundación.

Los niños pobres pasan descalsos, sin ropa, mientras ustedes tienen la opción
de regalar indumentarias usadas que han sido donadas por aquellos
ciudadanos hondureños que tienen buen corazón, prefieren vender
dichos artículos para obtener dinero e ir a comprar a los negocios de sus
amigos algunos juguetes, hay que ser demasiado imberbe para pensar cómo
un niño de mente cerrada.

Pero lo que más me llamó la atención es otra pregunta que hice al mismo
personaje, ¿Para tí que es mejor, regalar ropa o juguetes?, la respuesta
fue tan incoherente que hasta me sorprendí, “claro! los juguetes son
mejores que
darle vestuarios, ni se bañan esos niños
“, por eso mismo
aclaré al principio algunos aspectos por los cuales ciertas personas entran a la fundación JUN.

Lo que cuestiono ahora es lo siguiente: Que carajo les importa a ustedes si
los niños andan todo cochino con la misma ropa de hace dos semanas atrás.
La organización Jóvenes Unidos por la Niñez sólo se debe basar en regalar
alegría y no fijarse en la vida privada de los pobres.

Si van andar con tanta hipocresía mejor desaparezcan dicha asociación o
hagan limpienza absoluta de algunos miembros, reiteró, algunos de ellos sólo
buscan quedar bien o ser reconocidos dentro de la sociedad de buenas
personas samaritanas.

Si los hondureños o extranjeros están donando vestuarios para los más
necesitados, entonces, comiencen a respetar dichas donaciones, no son nadie
para andar vendiendo los artículos y luego salir con la paja que es para comprar juguetes, ” A otro perro con ese hueso“.

En menos de un mes han hecho dos ventas de atuendos usados que les han
dejando ganancia de varios miles de lempiras. Claro! que jamás van a dar
a conocer lo recaudado, eso se llama pura hipocresía de parte de los
integrantes de JUN en general.

La mayor parte de ustedes son individuos que viven de la fantasía y que
quieren sobresalir en la clase alta sin tener la base monetaria, otros quieren
aparentar ser educados pero sobre todo estudiandos quiero estar codeándose
con los pudientes, aún sabiendo que son lo más bajo de Santa Rita, sólo una
pequeña parte valen la pena por su profesionalismo y educación, sólo ellos
viven la vida real y no de fantasía, pero mis respeto para aquellos (as) que
trabajan o prestan sus ayudas con humildad y que no se avergüenzan de ser
pobres.

Al principio mencioné algunos nombres de las personas que se ganaban mis
respeto por su gran voluntad y buen corazón para ayudar a los más
necesitados, de todos ellos; sólo quedan unos pocos : Paola Houghton y Sarahí
Juárez, reitero,mis grandes respeto para ellas.

No menciono a Kelin Díaz ni a Bercelly Domínguez porque no sé si aún
pertenecen a JUN, pero si se que son personas honradas que prestan ayuda
sin la necesidad de buscar algo a cambio, también se han ganado mis respetos.

No tengo nada encontra y mucho menos personal con Alicia Valladares y
Marina Mejía, ninguna de ellas tiene necesidad de estar metiendo mano, pero
cómo dijo Chelato Uclés, “nunca se sabe”, pero hay otros grupitos por ahí
que no son de mi barrio que si me deja las dudas que sean honrados,” caras
vemos, corazones y
pensamientos no sabemos“.

Para finalizar esta nota le voy a contestar la pregunta que me lanzó la integrante
de JUN a mi persona, ¿ Porqué no haces donaciones en vez de criticar?
o mejor aún, crea una fundación.

Fácil de contestar, primero no voy a donar nada a nadie porque se que la
mayor parte de donaciones no son entregadas y se desaparecen por cierto
lugares, en pocas palabras no soy tan pendejo de dar sabiendo que hay ciertos
grupos que se lo van a robar.

Segundo, Para qué voy a crear una fundación para ayudar a las personas de
bajo recursos, no soy hipócrita, muchos menos quiero darme a conocer
cómo buen samaritano para que después todos los santarriteños digan,
” Que buena gente es Harold, se preocupa por los demás “, no tengo necesidad
de eso, cuando quiero ayudar simplemente ayudo siempre y cuando estén a
mi alcance; sin nada a cambio, hay ciertos individuos que les he ayudado
incondicionalmente y nadie se da cuenta del aporte que doy, eso se llama
hacer las cosas de buen corazón y no por publicidad.

Quieren más ejemplo: La señorita Valeria Contreras con su propio dinero y
algunas donaciones de parte de la familia Contreras entre otras, donará en
los próximos días muchos regalos a los niños desamparados o de bajo nivel
económico, esa es la gran diferencia que hay entre JUN con otras fundaciones,
se los dejo de tarea.

Si una tienda de ropa donó dichos artículos de vestuarios para la venta, aún
así cae en lo ridículo. A esto le agregamos que ciertos  integrantes han
donado ropa usadas de sus pertenencias, sin embargo, nada cambia que en
JUN algo está trabajando mal.

¿ Cree usted que JUN está lucrándose con las donaciones ?.
¿ Cree usted que los nuevos miembros han arruinado a JUN ?.