Honduras humilla a Nicaragua en la Batalla de Gracias a Dios 1957


Santa Rita Yoro

Junio 3, 2013
San Pedro Sula, Cortés
Honduras, Centro América
Escrito por: Harold Salinas

El problema de delimitación fronteriza fue la causante principal para que la República de Nicaragua le haya declarado los 23 días de guerra oficial a su país hermano Honduras en el año de 1957.

Los políticos y oficiales de alto rangos nicaragüenses que sobresalían por ser personas avarientas deseaban obtener más territorio de lo normal, sin importar a que costo fuera, para lograr sus objetivos comenzaron a hostigar, violar y asesinar a niños, hombres y mujeres, solamente para satisfacer la realidad ficticia de ciertas personas ignorantes que soñaban con un Imperio o Reinado de Nicaragua en Centro América en el año de 1956.

Los límites fronterizos fueron solucionados através del laudo arbitral del Rey de España don Alfonso XIII, sentencia que jurídicamente constituye un instrumento obligatorio, perfecto y definitivo que favorece a los dos país de Centroamericanos.

Así lo reconocieron a pesar de lo adverso a sus intereses en la tierra de Rubén Darío frente a la emisión del memorable documento del 23 de diciembre de 1906.
Santa Rita Yoro
Sin embargo, “Los Pinoleros” no pararon sus hostigaciones contra los más humildes ciudadanos hondureños, fue necesario que el Mando Supremo de la Nación que estaba representado por la Junta Militar de Gobierno en 1956, emitiera el decreto #52 de la fecha del 21 de febrero de 1957 y a su vez instrumento jurídico que ordeó la creación rápida del departamento de Gracias a Dios.

El Militar , Presidente Nica, Luis Somoza Debay rápidamente rechazó el acto administrativo del Gobierno de Honduras, seguidamente,  movilizó tropas a la zona conflictiva para humillar a los residentes de nacionalidad catracha.

No obstante,los días 12 y 13 de febrero de 1957 la Fuerza Aérea de Honduras inspeccionó dicha región con un avión de guerra pero por la vía legal de paz para tratar de solucionar dicho problema, al contrario, recibió disparos de los militares nicas.

La Junta Militar de Honduras ordenó a las FF.AA enviar varios soldados en un avión C-47 con número 300 a la zona de Guaguina en el departamento de Gracias a Dios, siendo su piloto el Mayor Salomón Uclés (Q.D.D.G) , mientras el copiloto fue el Teniente José Acosta, desembarcando un total de 12 elementos de tropa y dos oficiales al mando del Jefe de Seguridad internata de las Fuerzas Armadas de Honduras, comandados por el Coronel J. David Chinchillas.

Los soldados catrachos se movilizaron inmediatamente hasta la comunidad de Ahuas en donde establecieron un pequeño pero fuerte campamento para defender su Soberanía. Por otra parte los nicaragüenses preparaban sus movimientos bélicos y amenazaban con atacar al vecino país hondureño con ayudas de armamentos rusos, no obstante, el Gobierno Militar de Honduras ordenó transportar un total de 300 efectivos provenientes del Primer Batallón de Infantería del Cuartel de San Francisco, campo de entrenamiento militar del Ojo de Agua de la Escuela General Francisco Morazán.

El calendario marcaba el día jueves 7 de marzo de 1957, misma fecha que se destacó el patrullaje del campamento de Ahuas hasta la Aldea de Morocón y la cual a su vez provocó el miedo del Gobierno de Nicaragua qu a su vez protestó cómo víctima ante la Organización de Estados Americanos (OEA), argumentando que era un hecho atentatorio e intimidante de Honduras, sin embargo, jamás mencionaron las multiples violaciones que los Nicas realizaban contra los campesinos hondureños.

Al no obtener una respuesta positiva de parte de la OEA, decidieron mandar un total de 100 efectivos perteneciente al Batallón Elite de Cinco Estrella de la Guardia Nacional Nicaragüense, ocupando una parte del poblado de Mocorón, pero dicha acción no provocó ningún hecho violento, debido a que las Fuerza Aérea de Honduras se había movilizado nuvamente hasta Ahuas y quedó totalmente incomunicada de la base principal.

Los Nicas sabían de antemanos que los catrachos se estaban movilizando a otra comunidad y aprovecharon para enviar sus uniformados a Mocorón sabiendo qu e dicha comunidad estaba sin presencia militar de Honduras, al final, argumentaron que dicho país tenía miedo de enfrentar al poderosa nación bélica de Nicaragua.

El día sábado 27 de abril de 1957 el Gobierno de Honduras seleccionó un total de 75 militares al mando del Capitán, Arnaldo Gómez Alas (Q.E.P.D) y el subcomandante, el Sub-Teniente Efraín Sanabria Rubio, ambos pertenecientes al Primer Batallón de Infantería, a cumplir la misión de la recuperación de Morocón que en ese momento estaba invadida por la Guardia Nacional Nica.

El día lunes 29 de abril de ese año corriente, los militares hondureños salieron rumbo a Morocón, abriendo camino a punta de machetes a doble jornada.

El reloj marcaba las 8:oo de la noche del día martes 30 de abril de 1957, los catrachos acantonaron el perímetro del campamento de los Nicaragüenses, seguidamente,  se elaboró un plan de ataque por sorpresa al invasor. Pasaron un total de 9 horas para que comenzara la artillería contra los Pinoleros.

Eran las 5:40 de la madrugada cuando las Fuerzas Hondureñas atacó por el centro a las posiciones Nicaragüense con un escalón de ataque compuesto por 25 soldados al mando del sub-Teniente Efraín Sanabria Rubio, mientras el Teniente Jerjes Valladares se encontraba por el lado izquierdo y por el derecho permanecía a la espera el Sub-Teniente, Efraín Romero, quedando en la retaguardia 50 uniformados.

Los Nica huyeron del territorio hondureño tres horas después, viéndose obligados a buscar refugios en la margen izquierda del río Mocorón.

Los “Pinoleros” al momento de huir se protegieron bajo el fuego cruzado, dando de baja a dos soldados rivales.

Los muertos en combate por el lado honudreños fueron el Sargenton, Longino Sánchez Díaz y el cabo, Gregorio Hernández, reportaron también un herido, el Sargento José Ovidio Palacios, por otro lado, fue imposible establecer las bajas enemigas.

A las 10 de la mañana el asalto y recuperación de Mocorón por el ejército hondureño había concluido exitosamente. La Fuerza Aérea de Honduras terminó borbandeando las posiciones enemigas y todas sus bases de abastecimientos, propinándole una rotunda humillada bélica a Nicaragua.

Años más tarde, la diferencia entre ambos países fue resuelto por la sentencia que emitiera la Corte Internacional de Justicia de la Haya en Holanda.

El departamento de Gracias a Dios es parte indisoluble en la que el Gobierno de Honduras ejerce pleno, dominio y soberanía sin controversia alguna. Su creación cómo departamento, su defensa, su colonización y desarrollo están internamente ligados a las Fuerzas Armadas cómo institución y Gobierno.

Su creación como departamento, su defensa, su colonización y desarrollo están internamente ligados a las Fuerzas Armadas como institución y como Gobierno.

Galería de fotografías

Santa Rita Yoro  Santa Rita Yoro

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s