Santa Rita YoroTrojes, El Paraíso
Honduras, C.A
Junio 3, 2013

Los hermanos nicaragüenses se enfrentaron entre sí en una batalla poco común en los tiempos modernos por la liberación de la República de Nicaragua.

Los contrarrevolucionarios combatieron ante la Junta del Gobierno de Reconstrucción en sus mayorías Sandinistas. Los Contras tenían cómo objetivos aislar y seguidamente declarar “zona liberada” algunas partes del territorio de Nicaragua en la zona I, hoy en día la Región Autónoma Atlántico Norte.

La Resitencia nicaragüenses luchaban sin cesar para ser tomados en cuenta y a la vez ser reconocidos por las autoridades de defensas internacionales en busca del “Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca, TIAR” para una intervención militar directa de otros países.

Los contrarrevolucionarios buscaron lugares estratégicos con sus aliados directos en el país vecino, entre los cuales sobresalían las bases que se localizaban en los municipios de Alauca, Oropolí y San Antonio de Flores en el departamento de El Paraíso en Honduras. Por su parte el Gobierno y Fuerzas Armadas hondureñas no entraron directamente a tener un enfrentamiento con los militares “Pinoleros”, sin embargo, ayudaban a las tropas de las Contras.

Además, contaban con el apoyo del gobierno de los Estados Unidos de América. El primer enfrentamiento a fuego cruzado entre Nicas Sandinistas, militares hondureños y tropas americanas se les dominó con el nombre de “Big Pine I para los norteamericanos y Awas Tara I para los catrachos”, con el fin de facilitar a las fuerzas de  “Las Contra” una rápida intervención de la dicha zona.

Los gobernates de Nicaragua tenía a sus disposiciones a pequeños grupos de la Tropas de Guardas de Fronteras (TGF) y gran parte de las Milicias Populares Sandinistas, no obstante, no tuvieron la capacidad de contener los planes de “La Contra” y sus aliados.

Alfonso Robelo, Arturo Cruz Porras, Daniel Ortega, Sergio Ramírez y Violenta de Chamorro necesitaron la ayuda de catorce Batallones de Infantería de Nicaragua. Sobresalieron Tropas de la Guarda Costera, una agrupación de artillería conformada por varios cañón-obús de 152 mm, otros uniformados con lanza cohetes de 107 mm, varios soldados con morteros de 120 mm y baterías de bombas 82 mm, también contaban con un varios medios antiaéreos para fulminar a todos “Los Contrarrevolucionarios”.Santa Rita Yoro

Por otro lado, las Fuerzas Armadas y Aérea de Honduras estaban pendiente para entrar directamente en acción bélica para defender a “Los Contras”, por si acaso los militares Nicas estaban dispuestos a invadir el territorio hondureño. Se calculaba que (La Operación Navidad Roja), solamente iba a durar un par de días o hasta muchos tres meses, sin embargo, fue un rotundo fracaso para los americanos, hondureños y la resistencia de Nicaragua.

Este enfrentamiento dejó más de quinientas personas fallecidas, háblese, campesinos, militares y resistencia nicaragüense, pero ninguno de los Ejércitos combatientes reportaron la realidad de los caídos en dicha batalla.