Santa Rita YoroSan Pedro Sula, Cortés
Honduras C.A
Enero 19, 2015
Escrito por: Harold Salinas

Cualquier estudiante universitario o profesional en la materia de la psicología pueden mencionar las mismas palabras o frases, las cuales, me voy a referir al estudiar lo poco que ha sobresalido de los famosos integrantes del Team Racing de El Negrito, Yoro.

A mi punto demasiado personal, observo que dichos jóvenes tienen cualidades erróneas, háblese, agresividad, desafiantes, dominantes, calculadores, cínicos, chantajistas, egocéntricos, intimidadores, inestables en sus emociones, insensibles al dolor de los seres vivos, oportunistas, pero sobre todo, no tienen una proyección en sus vidas por la misma culpa de sus padres que no les enseñaron a respetar al prójimo, a los animales y a Dios, todo por la avaricia y el poder del dinero.

Según las potencias mundiales, el sicario comienza a realizar sus fechorías a temprena edad, primero captura y torturando a un indefenso animales, estudia las emociones del dolor y a su vez experimenta la sensación de la muerte, tal vez, la primera reacción sea de tristeza, pero si lo vuelve a practicar el corazón se convertirá en iceberg o simple pedazo de órgano que disfruta el placer del masoquismo, me refiero a esto último,  por la sencilla razón que lsa persona que realizan esos abominables actos lastiman los sentimientos, que a su vez,  alimentan las ansias del dominio y es claro indicio de un asesino en serie.

Luego, al experimentar la sensación del dolor y conocer de cerca a la muerte, cualquier individuo intentará en un 99% la zoofilia. Todo por experiementar más episodios de mandato y complejo de superioridad ante un ser que no se puede defender.

Estos jóvenes han demostrado en el pasado sus acciones violentas contra el hábitat, ya superaron el dolor, ya sintieron la muerte y tal vez hayan experimentado la zoofilia, no sería nada extraño. ¿Qué es lo que viene ahora?, posiblemente los ataques contra los menores de edad.

La mayor parte de la sociedad es demasiada ignorante, el 94% no son estudiados, por ende, no se inmutan por el dolor de los animales, al contrario, piensan de una manera cavernícola; todo les parece gracia y aplauden los hechos violentos, especialmente, los residentes de El Negrito, Yoro. Todos los hondureños se han dado cuenta que en esa área predomina el analfabetismo.

¿Qué sigue?

Realmente creo que la interrogante es demasiado ignorante. Cuando un hombre o una mujer experimenta la fase de maltrato psicológico y corporal, además, siente la muerte y en otro punto se encuentra la zoofialia, lo más seguro a un 100% de veracidad, la sociedad afrontará a futuros depredadores sexuales que atacarán sin piedad a niños y niñas, sin importar lo que sucedan con sus vidas, terminando en convertirse en peligrosos sicarios.

La conducta de los jóvenes negriteños demuestra el desarrollo y la conducta asesina, les encanta matar, sienten y disfrutan el dolor de sus víctimas, actualmente, los animales, pero cuidado, los siguientes podrían ser sus hijos. Los integrantes del Team Racing tienen desprecio a la vida o simplemente creen tener el poder económico para hacer las maldades sin ser castigados. ¿Quiénes son los verdaderos culpables?, respuesta, los longevos de la familia.

Aplaudir y reir; se convierte en dolor

Reitero, las personas ignorantes aplauden los actos violentos realizados por team racing, pero en el futuro se puede transformar en dolor, llanto y muerte.  Quizás, ahorita solo puedan observar hasta cierto punto de la nariz y no querer ver más allá del horizonte. En estos momentos las únicas víctimas son los animales, pero en un corto tiempo y viendo el presente y futuro, los desafortunados pueden ser usted, sus hijos o cualquier ser querido.

¿Qué es lo viene?, Ustedes al cometer sus equivocaciones en el pasado; jamás aceptarán sus propios errores, al contrario, , sólo sabrán juzgar y señalar al Presidente de la República de Honduras, Fuerzas Armadas, DGIC y Policías Militares, típico de los hondureños. Les recuerdo a cada uno de nuestros compatriotas, especial, a los residentes de El Negrito, Yoro, primero eduquen a sus hijos (as), luego, sin importar que edad tienen, apliquen la autoridad de padre, si ellos cometen cualquier índole de violencia, no esperen a que sigan creciendo criminalmente, mejor entregarlos a la policía.

Es cierto, sentirán el dolor de madre o padre, pero más vale decir:  “Familia pobre pero honrada”, que nidos de asesinos o violadores.