Agua Blanca SurSanta Rita, Yoro
Honduras, C.A
Septiembre 4, 2016

Sigue la controvercia entre pobladores aguablanqueños, ahora ha salido un testigo ocular que ha informado que dos encapuchados se identificaron como elementos policiales de la Fuerzas Especiales TIGRES y andaban pidiendo información de un reconocido vendedor de drogas que residen en el barrio Jexcemaní de Agua Blanca Sur, El Proggreso, Yoro.

Los individuos al no tener identificado a su víctima le preguntaron al señor  José Abrahán, más conocido por el sobrenombre de “MACHO” ¿Quién era julano de tal?, al no queres responder le infirieron varios balazos que le cegaron rápidamente la vida, después, huyeron sin rumbo fijo, perdiéndose en la oscuridad de la noche.

Algunos vecinos de ésta localidad han informado que “MACHO” era originario de San Pedro Sula, no tenía trabajo, a pesar que con nadie se metía se involucró a escondidas en el tráfico de marihuana y entre otras sustancia prohibidas, además, en ocasiones asaltaba a foráneos. Una humilde señora se hizo cargo del muchacho y siempre lo aconsejó pero en los últimos meses no hacia caso a nada, dejando a un lado la vida tranquila que llevaba haciendo mandados a los pueblerinos.

Algunos vecinos cuenta la historia triste de José Abrahán, según hasta donde tienen entendido a él le asesinaron sus padres, esa misma noche unos hombres le taparon la cara y se lo llevaron al sector de Cachital; 5 kilómetros de Santa Rita, Yoro, ahí se hizo de amigos y comenzó hacer mandados, recibiendo como recompensa poco dinero o un plato de comida, así logró sobrevivir por muchos años, por ese motivo algunos aguablanqueños les da pesar la muerte del desafortunado hombre, muchos aún no creen lo sucedido.

El occiso “MACHO” queridos por la mayoría de residente de Agua Blanca Sur sufrió toda su vida la muerte de sus padres y la misma criminalidad le apagó la vida, por otra parte, un testigo del crimen se refirió en anonimato que los traficantes de drogas andan placas, uniformes e identificaciones de la policía militar, por eso algunos le hechan culpa a los TIGRES, pero realmente ésta comunidad necesita una limpieza rápidamente, ya que los criminales hacen sus fechorías y la gente guarda silencio, pero comenten el error de querer limpiar la imagen de algunos jóvenes, tal vez, en un tiempo fueron buenas personas pero hicieron un cambio en sus vidas, nada justifica la muerte de José Abrahán, sé le quiere aquí en ésta localidad pero cometió errores y pagó con su existencia, así es la vida.

La mitad d elos pobladores defienden a capa y espada al difunto, la otra lo juzga por los errores cometidos en sus últimos días de vida.