Santa Rita, Yoro
Honduras, C.A
Diciembre 3, 2018

El pasado 25 de noviembre del año corriente se suscitó un crimen tan salvaje en contra de una humilde familia asiática de nacionalidad China en la ciudad y municipio de Santa Rita, Yoro, Honduras.

“Liz” Yong una ama de casa y dueña del Restaurante On Fu fue ejecutada cruelmente por inadaptados sociales que han formado un grupo criminal no asociados con ninguna mara o pandilla, pero que si andan rifando o tirando señas de MS o 18 para despistar a los cuerpos de socorro e investigación de seguridad que han tomado el caso como priori.

La muerte de “Liz” Yang fue tan salvajemente que no tiene nombre para describir tan brutal homicidio. “Uno o dos sujetos golpearon y brincaron sobre el estómago de la desafortunada mujer hasta sacarle la bolsa de agua donde se alojaba su bebé que estaba faltaba pocos días o semanas para nacer, sin embargo, le cegaron su vida de una forma cruel, humillante o salvaje.

La familia Yang tenía cinco semanas de haber sido extorsionados, fuentes confiables afirman que el señor Jiahan “Luis” Yang fue amenazado por un sujeto oriundo de Santa Rita, Yoro en San Pedro Sula, Cortés, días más tarde recibió una carta donde le exigían 50 mil Lempiras del famoso impuesto de guerra, por ende, la víctima asiática pagó dicha cantidad sin imaginar que sería una vez más extorsionado, dos días después llegaron al restaurante sujetos armados y lo amenazaron con asesinarlo si no pagaba otros 50 mil Lempiras, siendo esto el punto de la discordia.

Jiahan Yang se negó a pagar, al cuarto día recibió una llamada donde le exigían los 50 mil Lempiras más una mora de cinco mil dólares, de no pagarlo serían asesinados él y toda su familia, incluyendo las personas que estuvieran dentro del local, debido a estas amenazas la joven pareja discutió fuertemente en horas de la tarde del hace dos mingos (Noviembre 26, 2018), mismo día serían vilmente ejecutados de la peor manera que pudiera existir.

En total fueron tres personas asesinadas y el grupo criminal anda muy campante en la ciudad de Santa Rita, Yoro.

Para el colmo de los colmos una fuerte guerra entre grupos juveniles llamados maras o pandillas se aproxima donde no va haber piedad para nadie, poniendo en jaquemete nuestro municipio en sí.