Santa Rita, Yoro
Honduras, C.A
Marzo 6, 2019

El “disntiguido” doctor y fundador de la Clínica Privada Integral de la Familia, Lener Díaz Banegas no se toca el corazón y sigue realizando sus depravados actos de lujuria en contra de indefensas niñas que oscilan entre los 14 y 17 años de edad.

El nuevo modus operandis de éste médico es hacerse pasar como amigos de individuos que viven en las zonas más marginales de Santa Rita, Yoro e incluso sus alrededores, quienes sirven como gavilanes o mensajeros para vigilar a sus víctimas y así poder contraatacar sin levantar sospechas de nadie.

Mujeres que residen en las comunidades como Llano Aldea, Llano Campo, Barranco y Bejuco en Santa Cruz de Yojoa han mencionado que amigos íntimos del profesional en medicina llegan cínicamente hasta sus hogares (adultas) o las esperan en lugares desaolados (Niñas) para invitarlas a cenar en lugares turísticos como La Ceiba, Puerto Cortes y Tela.

Uno de sus hombres de confianza que ya se ha logrado identificar es Selvin Gálvez, 34 años de edad.  Aeste individuo no es la primera vez que le sacan a relucir dichos actos de pedofilia, el pasado 26 de Febrero del año corriente, una página de Santa Rita, Yoro también posteo dicha información.

Una mujer adulta de Llano Campo y a quien le respetamos su identidad para evitar represalia en contra de ella, explica en una carta todas las barbarie que cometió el D.R Lener Díaz Banegas, donde menciona lo siguiente, “¡Hola!, ¿Cómo le va Harold? por favor le ruego no vaya publicar mi nombre, solo quería decirle que en una ocasión yo me acosté con ese señor por necesidad, yo no tenía dinero para comprar las medicinas a mi bebé y lo llevé a la Clínica Integral de la Familia, le explique a ese charlatán que si me podía dar plazos de pagos y que sí, luego cuando ya le había puesto una inyección a mi hijo y me dio varias medicinas. Estaba muy mal, no sabía que hacer, pero por mi hijo hago cualquier cosa“.

Yo le pedí que me diera tiempo por mientras recibía el pago en la maquila, pero el me dijo que no, que ya había puesto la inyección a mi niño y me podía acusas de estafadora y ladrona, que la única solución que tenía era acostarme con él, me puse a llorar y para irme rápido acepté la propuesta. En un principio no creí que fuera tan cínico, pero el muy sinvergüenza al día siguiente me estaba acosando”.

“Me llevo a un motel de mala muerte en Villanueva, usted hace una semana subió una fotografía de una muchacha de Guanchías que estaba esperando en una cama a su amante (Lener Díaz), a ese mismo hotel me llevó a mí,, ahí me hizo hacer poses que nunca había hecho, me golpeó la cara, me pegó dos patadas en el estómago, me quería asfixiar cuando le hacía el sexo oral y me tiraba los billetes de 500 Lempiras en mi cara, me insultó toda la noche y me amenazó a muerte si yo decía algo en contra de él”.

“Ya cuando ibamos de regreso para el Llano, me bajo en un lugar solitario y oscuro, me tiró cincuenta Lempiras al suelo, ahí deje ese dinero, por favor, no vaya a decir mi nombre, si mi esposo se entera se va armar un pleito que ni Dios quiera, ese hombre es malo (Lener Díaz), a usted lo odia mucho”.

OBEDURAN CONTESTA: “No sé preocupe, se respetar la privacidad. Toda la información parece excelente, pero hay un sólo problema, yo bien la puedo poner en un artículo, por ende, podría recibir una demanda de parte de ese pedófilo, ¿Estaría usted de acuerdo que en caso de una demanda legal pueda utilizar su nombre completo?

La víctima contesta:¡Si!, cuente conmigo, usted es el único que no le tiene miedo a éstas personas que se aprovechan de nosotros los pobres.

OBEDURAN CONTESTA: “¡Bueno!, si es así sólo faltaría pedirle algo simple para verificar la noticia, ¿Me puede brindar un pequeño video donde usted mencione su nombre completo, lugar de residencia, edad, número de identidad y la cita médica?, creo que le debió dar un recibo.

La víctima contesta: “¡Claro!, deme unos segundos, ahorita se lo mando al facebook suyo.

OBEDURAN CONTESTA: “¡Gracias!, fotografías y vídeo recibido, (Diez minutos después). Prosiga. (No escribió más y borró su cuenta de facebook).

(La carta originalmente está escrita con muchos errores ortográficos, por consiguiente, evitamos mencionar algunas palabras soeces y editamos la redacción para no cometer el desliz en la escritrura).