Santa Rita, Yoro
Honduras, C.A
Marzo 16, 2019

Un grupo de vecinos denuncia a la doctora Suyapa Avelar por ser una persona no grata para los pacientes y empleados municipales. Esta profesional del derecho es muy déspota en todo el sentido de la palabra.

La DR Suyapa Avelar abusa de su autoridad, primero despide a los empleados públicos para darle las plazas vacantes a sus amistades progreseñas, igualmente tiene empleada a su hermana; quien recibe sueld del Gobierno y misma manera del Policlínico de ésta ciudad.

Por órdenes de su protegido el Alcalde de Santa Rita, Yoro, Mario Alexi Caballero le ha permitido quitarle un pequeño porcentaje de subsidios a todos sus empleados, dinero que jamás es regresado a ninguna Entidad Gubernamental o donado a una Organización Benéica, tampoco da cuentas saliariales, suponiendo que dicho desfalco es para pagar el sueldo su amiga, quebrantando así las leyes hondureñas.

En el pasado acusó de ladrón y sinvergüenza a un ex empleado público que ha sido identificado como Freddy Hernández, luego, lo despidió sin darles sus respectivas prestaciones.

El desafortunado hombre  y víctima de la DR. Suyapa Avelar, rápidamente al cabo de una semana se movilizó a empeñar todas sus pertenecias para pagar el desfalcó imputado hacía él, inmediatamente, regresó todo los fondos, aproximadamente cinco mil Lempiras.

La jefa máxima del Policlínico no muy contenta por el dinero regresado sin tanto tapujo humilló verbalmente y le ractificó su despido sin importarle que al frente de ellos habían paciente y personal del Ayuntamiento de éta ciudad. Para el colmó hizo una formal denuncia en contra de Fredy Hernández antes las autoridades progreseñas y no como debe en Santa Rita, Yoro.

Dos días después, cómenzó una persecución en contra del desafortunado hombre por parte de un grupo criminal (MS) donde le exigían un pago quincenal de cincuenta mil Lempiras y de no pagar sería asesinado. La doctora Suyapa Avelar al darse cuenta de la situación de su ex empleado comenzó a burlarse de una manera inhumana, lo cual, levantó sospecha en contra de ella, muchas casualidades de un momento a otro.

Casualmente todos los empleados públicos despedidos del Policlínico de Santa Rita, Yoro han salido por la puerta de atrás, humillados y amenazados a muerte si tratan de denunciar cualquier acto de corrupción dentro del Hospital.